Diez mil años buscando comunicar

20 años haciendo lo que me gusta

Thursday, Nov 23rd

Last update10:26:23



  • Create an account
    *
    *
    *
    *
    *
    Fields marked with an asterisk (*) are required.

Font Size

Screen

Profile

Layout

Direction

Menu Style

Cpanel

La guía de contrainsurgencia de Afganistán y las campañas electorales

  • PDF
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Share/Save/Bookmark

Cada vez estoy más convencido que en las campañas electorales, el territorio de los sueños de las audiencias, su mente y su corazón, se convierten en el campo de batalla donde nuestros mensajes guerrean con los de los oponentes, hombre a hombre, casa por casa, en un lugar que ya no es más físico, sino emocional.

 

Es en el corazón y la mente de las personas y no en las plataformas donde plasmamos nuestros mensajes, dónde se desarrolla el combate por la persuasión. Y muchas veces dejamos de lado o subestimamos que esas acciones políticas y principalmente de comunicación y conexión, se tratan de una guerra que libramos contra los mensajes de nuestros oponentes.

 

A veces perdemos referencia de esto desde la misma denominación de “campaña” electoral, ya que si bien da cuenta de una acción permanente planificada y en territorio, esconde el verdadero sentido. La palabra alemana Wahlkampf, que significa batalla electoral, denomina más exactamente de qué se trata esto, al menos, dice que se lucha por el poder y la influencia, pues se trata siempre de conquistar o de conservar el poder. La palabra “campaña”, utilizada en muchos idiomas tales como el castellano el inglés y el francés encubre el tema.

 

A continuación adjunto la Guía de Contrainsurgencia y desde ya pido disculpas por la pobre traducción que realicé pero habla por sí misma y no necesita más comentarios de los estrategas de sillón, como yo. Los desafío amablemente a trasladar estas recomendaciones a cada uno de los capítulos de una campaña electoral como las que realizamos a menudo.

 

 

ASUNTO: Guía de Contrainsurgencia del COMISAF

Para los soldados, marinos, aviadores, infantes de marina y civiles de la OTAN y el Grupo de Trabajo EE.UU. Fuerzas y Afganistán

 

Equipo, aquí está mi orientación para la realización de las operaciones de contrainsurgencia en Afganistán. De acuerdo con la advertencia de esta guía para "aprender y adaptarse," Voy a actualizar este documento periódicamente en los próximos meses. Para ayudar a hacer eso, celebro sus comentarios.

 

Como dije en la asunción de las observaciones de comandos, es un privilegio servir a cada uno de ustedes en esta tarea de enorme importancia. Y aprecio todo lo que vayan a hacer para ayudar a convertir en realidad esta orientación sobre el terreno.

 

• Proteger y servir a la población. El territorio decisivo es el terreno humano. Las personas son el centro de gravedad. Sólo si proporcionamos seguridad y ganamos su confianza tanto el gobierno afgano y la ISAF podrán prevalecer.

 

• Vivir con la gente. No podemos viajar al combate. Nuestra posición de bases conjuntas y puestos de combate deben estar lo más cerca de la gente como sea factible conseguir. Debemos decidir sobre lugares de asentamiento con el aporte de nuestros socios y ciudadanos locales y basados en las evaluaciones de seguridad y de inteligencia.

 

• Enfrentar la cultura de la impunidad. Los talibanes no son el único enemigo del pueblo. Las personas también se ven amenazadas por gobiernos inadecuados, la corrupción y el abuso de poder – son éstos los mejores reclutadores de los talibanes. El presidente Karzai se ha comprometido a luchar contra estas amenazas. Trabajar con nuestros socios afganos para ayudar a convertir sus palabras en realidad y para proteger a las personas de los agentes malignos, así como de los terroristas.


• Ayuda a los afganos construir un gobierno responsable. Afganistán tiene una larga historia de representantes y gobiernos propios en todos los niveles, desde el shura pueblo al gobierno en Kabul. Hay que ayudar al gobierno y el pueblo a que revivan esas tradiciones y desarrollen controles equilibrados para evitar abusos.

 

 

• Perseguir al enemigo de manera implacable. Junto con nuestros socios afganos hay que clavarle el diente a los insurgentes y no lo dejarlos escapar. Cuando los extremistas luchan hay que hacerles pagar. Buscar y eliminar a los que amenazan a la población. No dejes que intimiden a los inocentes. Hay que apuntar a toda la red, no sólo a los individuos.

 

• Lucha contra el duro y luchar con disciplina. Caza al enemigo agresivamente, pero utiliza únicamente la potencia de fuego necesaria para ganar una pelea. No podemos ganar sin luchar, pero tampoco podemos matar o capturar a cualquiera en nuestro camino hacia la victoria. Por otra parte, si matamos a civiles o dañamos su propiedad en el curso de nuestras operaciones, crearemos más enemigos que los que nuestras operaciones eliminan. Eso es exactamente lo que quieren los talibanes. No caigas en su trampa.


• Identificar y confrontar a los funcionarios corruptos. El presidente Karzai ha dicho: "Mi gobierno está comprometido con la lucha contra la corrupción con todos los medios posibles." Ayudar al gobierno a lograr ese objetivo. Asegúrate de que las personas que trabajan lo hagan para el pueblo. Si no lo hacen, tomen medidas o sino pareceremos ser parte del problema. Informen de las redes de actores malignos a nuestros socios afganos de confianza y a la cadena de mando. Hay que actuar junto a nuestros socios para enfrentar, aislar, presionar y alinear actores.

 

• Sostener lo que aseguramos. Junto con nuestros socios afganos hay que desarrollar el plan y mantener las áreas (y construir en ellas) antes de empezar a limpiar o asegurarla. La gente necesita saber que no vamos a abandonarlos. Dar prioridad a la seguridad de las poblaciones en las operaciones de irrupción de corta duración.

 

• Promover soluciones duraderas. Ayudar a los afganos crear el buen gobierno y seguridad duraderos. Evite compromisos con actores malignos que logran ganancias a corto plazo a expensas de la estabilidad a largo plazo. Piensa bien antes de continuar con  iniciativas que pueden no ser sostenibles en el largo plazo. Cuando se trata de proyectos pequeños generalmente es hermoso.

 

• El dinero es la munición. No pongas dinero en las manos equivocadas. Presta mucha atención a la repercusión de tus gastos y entiende quién se beneficia de tus inversiones. Y recuerda, eres tú quien financia. ¿Cómo vas a gastar es, a menudo, más importante que lo que se gasta.

 

• Sea un buen invitado. Hay que tratar al pueblo afgano y de sus bienes con respeto. Piensa en cómo se maneja, cómo se patrulla, cómo te relacionas con la gente, y cómo ayudas a la comunidad. Ve tus acciones a través de los ojos de los afganos. La alienación de los civiles afganos siembra las semillas de nuestra derrota.

 

• Construye relaciones, pero no sólo con los que te buscan. Hay que ganar la confianza de la gente, hablar con ellos, hacerles preguntas, y aprender acerca de sus vidas. Pregunta acerca de las dinámicas sociales, fricciones, historias locales y agravios. Escucha lo que dicen. Sé consciente de los demás en las reuniones y cómo su presencia puede afectar a las respuestas que obtengas. Cotejar la información y asegurarse de que se tiene toda la historia. Evita las reacciones impulsivas basadas en las primeras impresiones. Evita ser un peón en el juego de otras personas. Pasa el tiempo con ellos, escucha y toma mucho té.

 

Caminar. Paren cerca, no conduzcan tanto en las patrullas, háganlas a pie siempre que sea posible y hagan partícipes a la población en ellas. Quítense los lentes de sol. El conocimiento de la situación sólo puede obtenerse mediante la interacción cara a cara, no separados por un cristal balístico.

 

• Actuar como un equipo. Trabajar en estrecha colaboración con nuestros socios internacionales y afganos, civiles y militares. Tratarlos como hermanos en armas. La unidad de esfuerzos y la cooperación no son opcionales.

 

• Colaborar con el FSNA. Vivir, comer, entrenar, planificar y operar juntos. Ustedes dependen unos de otros. Mutuamente responsables en todos los escalones hasta el nivel de soldado. Entrenen a sus socios ANSF a la excelencia. Respetarlos y escucharlos. Conviértanse en un buen modelo a seguir.

 

• Promover la reintegración local. Junto con nuestros socios afganos, identificar y separar los "reconciliables" de los "irreconciliables". Identificar y reportar los obstáculos a la reintegración. Ayuden a nuestros socios a atender y resolver las quejas y trata de reconciliar las partes de las situaciones locales, así como a identificar y matar, capturar, extraer, o "girar" a las irreconciliables.


• Pongan en primer lugar la verdad. No alcanza con batir los insurgentes y a los agentes malignos hay que ponerlos en los titulares. Prevengan rumores. Hay que obtener la información precisa para abastecer a la cadena de mando, a los dirigentes afganos, a la gente, y para la prensa tan pronto como sea posible. La integridad es fundamental para esta lucha. Hay que reconocer públicamente los reveses y fracasos, incluidas las víctimas civiles, y luego indicar cómo vamos a evitarlos en el futuro y lo que hemos aprendido de esa mala experiencia.


• Lucha contra la guerra de la desinformación agresivamente. La desinformación nos perjudica. Difunda la ideología extremista de nuestros enemigos, sus prácticas opresivas y la violencia indiscriminada que ejercen. Comunique claramente en qué consisten sus acciones bárbaras como piedras de molino alrededor de su cuello.

 

• Maneje las expectativas. Evite declaraciones prematuras de éxito. Tenga en cuenta lo que se ha logrado y lo que aún queda por hacer. Hay que esforzarse en prometer menos y no más de lo necesario.

 

• Vivir nuestros valores. Mantente fiel a los valores que apreciamos. Esto es lo que nos distingue de nuestros enemigos. Estamos comprometidos en una tarea difícil. Es, a menudo brutal, físicamente exigente y frustrante. Todos experimentamos momentos de ira, pero no debemos ceder a impulsos oscuros o tolerar acciones inaceptables para otros.

 

• Mantener la continuidad a través de las transiciones de la unidad. Desde el primer día, iniciar la construcción de la información que proporcionarán a sus sucesores. Compartir la información y el entendimiento en los meses previos a las transiciones. Esfuérzate por mantener el ritmo operativo y las relaciones locales de manera que puedas transmitirla rápidamente a tu sucesor para evitar que los insurgentes y los agentes malignos gocen de un descanso.

 

• Empoderar a los subordinados. Hay que aplicar recursos para permitir una acción descentralizada. Traslade los contactos de activos y autoridades locales a los que más lo necesitan y de hecho pueden utilizarlos. Acoplar las cadenas de información (manteniendo las cadenas de decisión jerárquicamente). Recuerde que son los que están en los niveles tácticos - los llamados "sargentos estratégicos" y "capitanes estratégicos" – los que convierten las ideas en operaciones de contrainsurgencia reales sobre el terreno.

 

• Gana la batalla del ingenio. Aprender y adaptarse más rápidamente que el enemigo. La astucia. Burlar a los insurgentes. Compartir las mejores prácticas y las lecciones aprendidas. Crear y aprovechar las oportunidades.


• Ejercitar la iniciativa. Ante la falta de orientación u órdenes, estimar lo que las órdenes deberían haber sido y ejecutar las conclusiones de forma agresiva.

 

Es, de nuevo, un privilegio servir con ustedes en Afganistán.

David H. Petraeus

General, Ejército de Estados Unidos

Comandante, Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad /

Fuerzas de Estados Unidos y Afganistán

Menú principal

Mis actualizaciones en Twitter

Follow GuiyoteB on Twitter

Sobre mí

Robot

Guillermo Bertoldi. Soy periodista, licenciado en Ciencias de la Comunicación Social y analista de Opinión Pública. Completé estudios superiores en sociología de las comunicaciones y management político. Especialista en Comunicación Electoral y de Gobiernos y comunicación de crisis de imagen corporativa.

Contactame

  • Oficinas: Calle 9 Nº 837 Piso 10º (esquina 49)
    La Plata, Buenos Aires, Argentina (CP 1900)
  • Tel: 54 221 458-8827
You are here Blogs de Comunicación